sábado, 19 de marzo de 2016

Expectativas. Perfección. Superación.

Expectativas. Perfección. Superación.

Es difícil vivir y disfrutar tu vida si siempre tienes en cuenta estas palabras. No en el sentido propio. En el sentido ajeno. No puedes cumplir siempre las expectativas que otros tienen o puedan tener de ti. No puedes mostrar siempre una perfección en todo, no puedes ser la persona perfecta. Tampoco puedes superar a ciertas personas porque tratarían de derribarte, ni puedes no superar a otras porque no estarías luchando lo suficiente. Sea como sea, decepcionas a las personas que están a tu alrededor.

Es fácil vivir y disfrutar tu vida si tienes en cuenta siempre estas palabras. Pero en el sentido propio. Puedes proponerte unas expectativas a largo y a corto plazo. Y cumplirlas. Puedes luchar siempre por perfeccionar aquello que quieres y haces. Hacerlo mejor. Puedes superarte cada día, rompiendo con esos estereotipos propios. Puedes superar tus miedos, tus límites, tus reglas. Puedes sorprenderte a ti mismo creciendo en tu interior, creando nuevos retos.

Utiliza tus expectativas para luchar por ellas hasta perfeccionarlas y superarlas, sin importar si a esta o esa persona les decepciona o se alegran. Utiliza tu esfuerzo, tu obstinación y tu empeño en lograr algo hasta el punto más perfecto que sabes que puedes dar. Tu punto máximo. Utiliza todo en conjunto con tus ganas, tu esmero y propia confianza para superarte. Porque sólo así logras ser mejor cada día.

Si en este mundo todos nos centrásemos en mejorarnos a nosotros mismos, no tendríamos tiempo de fijarnos en el resto y, mucho menos, de esperar nada de ellos. No podríamos decepcionarnos de nadie excepto de nosotros mismos. Y cada uno sabe si viviría bien decepcionándose a sí mismo o no.

No me exijáis que sea perfecta y que cumpla con todas vuestras expectativas que tenéis en mí. Sólo tengo que complacerme a mí. Sólo quiero ser perfecta para mí. No esperéis nada de mí, y os daré más sorpresas que decepciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario